Liberbank condenada por Cláusula Suelo a pesar del pacto envenado con el que embaucó al cliente

0

Comunicación



El Magistrado reconoce que la declaración de nulidad por cláusula suelo no puede ser convalidada por ningún tipo de acuerdo posterior.

A estas alturas ya sabemos que uno de los cebos más recurrentes por parte de las entidades financieras a la hora de evitar demandas por cláusula suelo, consiste en comprometer al cliente con la firma de un “acuerdo” (normalmente no homologado ante ningún Juez).

En virtud de dichos acuerdos –envenenados–, el firmante hace expresa renuncia a sus derechos de reclamación (especialmente de índole judicial), a cambio de ciertas modificaciones en la hipoteca.

Pues bien, el Juzgado de Primera Instancia N.º 2 de Santander — con la competencia territorial indicada para juzgar, de forma exclusiva pero no excluyente, los casos relativos a cláusula suelo y reclamaciones bancarias en la Provincia de Cantabria— acaba de anular recientemente (el 25 de octubre) uno de estos convenios, por el cual el afectado hipotecario, teóricamente, hacia efectiva su renuncia.

¿Qué ocurrió exactamente?

El demandante, cliente de la extinta Caja Cantabria (Liberbank en la actualidad), firmó en octubre de 2013 un pacto con la entidad, por el que ésta se comprometía a dejar de aplicarle la cláusula suelo, una vez hubiesen transcurrido 18 meses desde la firma del mismo.

A cambio, el prestatario renunciaría a los importes que le habían cargado de más por este concepto, así como a no reclamarlos judicialmente.

Varios meses después, una vez que el escándalo de las clausulas suelo se hizo más evidente, los perjudicados exigieron, como es lógico, la devolución de todo el dinero (recordemos que el préstamo hipotecario se había firmado en 2011).

El prestamista se negó, por lo que no tuvieron más remedio que interponer la correspondiente demanda.

Fallo

El Magistrado reconoce en su Sentencia que la declaración de nulidad por cláusula suelo no puede ser convalidada por ningún tipo de acuerdo posterior, y recuerda que:

El TJUE ha aclarado que si se encuentra abusiva una cláusula suelo, la consecuencia debe ser el restablecimiento de la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor si la cláusula nunca hubiera existido para así lograr un efecto disuasorio.

Si hay que operar como si la cláusula nunca hubiera existido, una posible transacción extrajudicial carecerá de objeto y no podrá, no deberá, producir efecto alguno.

De hecho, con el objetivo de dar una respuesta uniforme y previsible a a este tipo de defensas, los Juzgados de Primera Instancia y de lo Mercantil alcanzaron, en abril de este año, un criterio de unificación en este sentido.

Como consecuencia de todo lo anterior, a pesar del pacto, Liberbank deberá devolver las cantidades indebidamente cobradas por cláusula suelo, desde el inicio del contrato de préstamo.

Asimismo, el Juzgado especializado ha anulado también la cláusula por vencimiento anticipado.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*