El Santander detecta un posible agujero de 500 millones en la Cláusula Suelo del Popular

0

Comunicación



Las provisiones por devoluciones de cláusula suelo son de 511 millones, sin embargo, las últimas previsiones exigirían elevarlas hasta los mil.

El Santander pasaría a convertirse en la tercera entidad más “ensuelada”.

Se espera que las reclamaciones judiciales aumenten un 35%.

El Santander calcula que la devolución que el Popular dejó pendiente por cláusula suelo podría elevarse hasta los mil millones de euros, prácticamente el doble de la cantidad que dejó provisionada, antes de su intervención el pasado 7 de Julio.

Esta diferencia puede deberse a la infravaloración que el banco hizo en su día sobre el número de sentencias condenatorias, que va en aumento cada semana.

El banco, antaño presidido por Ángel Ron y Emilio Saracho, practicó una dotación en 2015 por valor de 350 millones para hacer frente a las devoluciones de intereses indebidamente cobrados por cláusulas suelo.

En 2016, tras la demoledora Sentencia del TJUE, que anulaba la limitación temporal establecida por el Supremo, actualizó la cifra hasta los 511 millones, a modo de hucha para hacer frente a dichas devoluciones. No obstante, pocos meses después, anunció que quizás esta cantidad sería insuficiente, elevando el impacto –en el peor de los escenarios– hasta los 684 millones, pero no provisionándolo–, y todavía lejos de los mil que ahora se proyectan.

Los bancos más “ensuelados”

El dudoso honor de encabezar la lista de los bancos más “ensuledos” lo tiene CaixaBank, que podría enfrentarse a unas devoluciones por cláusula suelo, sin contar los gastos hipotecarios, de 1.250 millones.

La medalla de plata sería para el BBVA, con unas devoluciones estimadas de 1.200 millones de euros.

El bronce, esta vez sí, lo ostenta el Popular, con esos mil millones antes mencionados.

Por tanto, aunque el Santander no está afectado directamente por los suelos hipotecarios (siempre ha presumido de no llevarlos en sus contratos), sí que se verá envuelto indirectamente a través de Banesto y, especialmente, por los préstamos heredados del Popular.

Para minimizar el impacto, la estrategia será “embaucar” a los clientes con negociaciones alternativas que eviten que los casos acaben en los Juzgados.

En cualquier caso, las cláusulas suelo no serán el único problema al que deberá enfrentarse el Santander, pues se espera una autentica avalancha de demandas y reclamaciones por parte de todos los accionistas y bonistas del Popular, quienes han perdido hasta el último euro de su inversión de la noche a la mañana, tras la intervención del banco.

65.000 reclamaciones por cláusula suelo en los primeros meses del año

De acuerdo con las declaraciones de Ignacio Sánchez Asiaín –exconsejero delegado del Popular–, los deudores hipotecarios habrían presentado en los primeros meses de este año cerca de 65.000 reclamaciones, como consecuencia de cláusulas suelo en sus contratos de préstamo.

Todo parece apuntan a que, cuando finalice el año, las reclamaciones serán superiores a 100.000.

Aun así, el grupo presidido por Ana Patricia Botín contempla este riesgo como posible, si bien “no probable”.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*