La responsabilidad parental de los daños causados por los hijos

0

Comunicación



Los padres o tutores legales habrán de responder del daño causado por sus hijos

reponsabilidad de los padres por daños causados por los hijosConforme a lo dispuesto por el artículo 1903 del Código Civil, “los padres son responsables de los daños usados por los hijos que se encuentren bajo su guarda, y los tutores lo son de los perjuicios causados por los menores o incapacitados que están bajo su autoridad y habitan en su compañía”.

Es decir, los padres tiene el deber de vigilar y controlar a sus hijos menores de edad, y de responder de los daños que éstos cometan, salvo que los tutores demuestren que desempañaron su papel con la debida diligencia, actuando como “buenos padres de familia”, poniendo todo de su parte para prevenir el daño.

¿Qué dice la Jurisprudencia?

En este caso serán los demandados quienes tendrán que justificar cabalmente que, efectivamente, no ha habido una falta en su deber de vigilancia ni omisión “in custodiando.

Es decir, los padres o tutores legales habrán de responder del daño causado por sus hijos, salvo que demuestren que actuaron en todo momento con la debida diligencia, incluyendo dentro de ésta la educación del menor o la supervisión del mismo.

¿Cuáles son los puntos clave?
  1. La edad del menor, cuanto menor sea éste, mayor cuidado habrá de exigirse.
  2. La posibilidad de los padres de hacerse cargo de forma personal del cuidado de los hijos.
  3. El entorno familiar.

CASOS REALES

8 de marzo de 2002

El TS, en sentencia de 8 de marzo de 2002 (STS 205/2002 de 8 Mar. 2002, Rec. 2950), condenó a unos padres por la lesión ocular irreversible que sufrió una chica de 16 años, fruto del balonazo que su hijo –otro menor de 17 años– le propinó.

La menor no se encontraba jugando, sino que estaba sentada en el banco de un jardín público.

La indemnización fue de 12.000 euros.

El 10 de Octubre de 2006

El 10 de Octubre de 2006, la Audiencia Provincial de Alicante (Sentencia 364/2006 de 10 Oct. 2006, Rec. 279/2006) condenó a los padres de varios menores, de edades comprendidas entre 10 y 12 años, a pagar 19.000 euros en concepto de responsabilidad extracontractual por el incendio que sus hijos causaron.

Los padres dejaron solos a los menores en un descampado lleno de matorrales en pleno verano. Tras prender fuego a un bote de pintura, comenzó un incendio que se extendió a las propiedades de terceros, resultando dañado el arbolado y un vehículo estacionado en una de las propiedades.

Para el Juzgador, resultó evidente la falta en el deber de vigilancia y custodia de los padres, puesto que era razonablemente previsible que los menores ejecutaran actividades propias de su edad, con escaso conocimiento y proyección de las consecuencias de sus actos.

25 de Marzo de 2009

El 25 de Marzo de 2009 la Audiencia Provincial de Baleares (Sentencia 131/2009 de 25 Mar. 2009, Rec. 45/2009) obligó a los padres a responder –civilmente– de los daños causados por otro incendio, que sus hijos provocaron en un hotel.

Los padres no pudieron acreditar que hubiesen adoptado ninguna medida o diligencia concreta, necesaria, oportuna o adecuada para conocer las actividades que realizaban lo menores, a fin de evitar o prevenir el daño.

Los padres fueron condenados solidariamente a abonar a la propiedad la cantidad de 89.953,22 euros.

30 de abril de 2010

El 30 de Abril de 2010 (Sentencia 93/2010 de 30 Abr. 2010, Rec. 206/2009) la Audiencia Provincial de Huesca, exculpó a los padres de los daños causados por su hija, tras el accidente de circulación que ésta tuvo mientras conducía el vehículo deportivo del novio.

El Tribunal reconoció que la menor conducía sin el consentimiento ni conocimiento de los padres, y que, en el momento del accidente, era la pareja quien ejercía la guarda de la joven.

La menor se marchó a vivir al domicilio de éste hasta que tuvo lugar el accidente. El tribunal consideró que esta acción no era reprochable a los padres, sino al novio en exclusiva, porque sólo de él dependía prevenir el peligro de que la joven condujese un vehículo de alta potencia, a sabiendas de que era menor de edad.

20 de Septiembre de 2010

El 20 de Septiembre de 2010 el Juzgado de 1ª Instancia N.º 38 de Barcelona, (Sentencia de 20 Sep. 2010, Proc. 1174/2009), absolvió los padres de un menor de 14 años, a quien se le escapó –sin excesiva fuerza— una pelota de baloncesto, que fue a colisionar con un conductor de motocicleta. Como consecuencia del impacto el conductor sufrió ciertos daños personales y materiales.

No se observó actuación culposa o negligente por parte del menor, ni se reprochó civilmente a los padres.

4 de Abril de 2012

El 4 de Abril de 2012, la AP de Pontevedra (Sentencia 265/2012 de 4 Abr. 2012, Rec. 3282/2010), revocando una Sentencia anterior, condenó solidariamente a varios padres a indemnizar solidariamente con 157.000 eurosen concepto de indemnización por los daños sufridos— a un motorista que cayó como consecuencia de otro balonazo propinado por niños, en horario cuasi nocturno.

No se pudo probar quién fue el menor que causó el dañó, por lo que todos los demandados fueron considerados igualmente responsables.

28 de Julio de 2014

La Audiencia Provincial de Madrid, el 28 de Julio de 2014 (SAP Madrid de 28 de julio de 2014 (Sentencia 345/2014 de 28 Jul. 2014, Rec. 951/2012), condenó a los padres a abonar 96.758 euros por los disparos que su hijo realizó contra otro menor con una escopeta de perdigones. Uno de los disparos ocasionó la pérdida de visión en uno de los ojos del menor agredido.

El Tribunal mostró el carácter legal y cuasi objetivo de la responsabilidad de los padres prevista en el artículo 1903 del CC.

3 Noviembre de 2016

El 3 de Noviembre de 2016, la Audiencia Provincial de Ciudad Real (Sentencia 290/2016 de 3 Nov. 2016, Rec. 283/2016) condenó a los padres de varios jóvenes, que se dedicaban a golpear y arrojar piedras a la puerta de una vivienda.

La condena por los daños causados en puerta, ventanas y fachada fue de 1.200 euros

Nuevamente, los padres no pudieron demostrar haber actuado con la diligencia debida, por lo que tuvieron que responder por el actuar doloso de sus hijos.

Esa misma Audiencia, en identifica fecha, (Sentencia 283/2016 de 3 Nov. 2016, Rec. 272/2016), obligó a los padres a pagar 21.000 euros por los daños causados a los vehículos depositados en el interior de un vagón de tren, como consecuencia de los actos vandálicos de sus hijos.

Casos especiales

2 de Septiembre de 2003

En Septiembre de 2003 la AP de MAdrid (Sentencia de 2 Sep. 2003, Proc. 258/1998)  condenadó a una empresa no los padres— dedicada a organizar cursos en el extranjero. Uno de los estudiantes fue lesionado por uno de los miembros de la familia de acogida (que previamente había seleccionado la empresa), como consecuencia de verterle por la espalda agua hirviendo de una tetera. En este caso la responsabilidad fue por culpa “in eligendo”.

13 de Mayo de 2004

El 13 de Mayo de 2004 la Audiencia Provincial de Guadalajara (Sentencia 111/2004 de 13 May. 2004, Rec. 118/2004), sancionó a unos abuelos con 467,81 euros por los daños que presuntamente causó su nieto sobre las propiedades de terceros. Al parecer el nieto se dedicaba a arrojar piedras sobre las fachadas.

Y es que, cuando el menor se encuentre bajo la custodia temporal u ocasional de un familiar, será éste quien debe asumir esas funciones de custodia, pudiendo en su caso incurrir en culpa in vigilando por su omisión.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*