¿Puedo vender una casa sin el permiso de mi cónyuge?

0

Comunicación



Aunque seas el propietario único de la vivienda, si ésta constituye la residencia habitual de tu cónyuge, necesitarás su consentimiento.

Divorcios y Derecho de Familia. Fonfría Abogados
Divorcios y Derecho de Familia. Fonfría Abogados

Sabemos que durante el matrimonio los bienes adquiridos bajo el régimen de gananciales, o en proindiviso, necesitan del consentimiento de ambas partes para poder venderse.

Lo que quizás no sea tan conocido es que también necesitaremos el consentimiento de la otra parte, aunque ésta no sea propietaria, si el inmueble constituye su vivienda habitual.

Ejemplo

Supongamos un matrimonio con separación de bienes, donde una de las partes compra un inmueble.

Pues bien, si, por la razón que fuere, éste (el inmueble) pasase a constituir la vivienda habitual de la otra parte, el propietario no podrá venderlo unilateralmente: necesitará pedir permiso a la parte “no titular”, o conseguir una autorización judicial.

¿Cómo puede ser?

Muy sencillo: prevalecen los intereses familiares sobre el derecho de propiedad. Es decir, el objetivo principal es proteger el interés familiar de la mala fe, o de la arbitrariedad del cónyuge que ostente la propiedad en exclusiva.

El criterio se encuentra avalado por el mismo Tribunal Supremo.

¿Qué ocurriría si el cónyuge titular decidiera seguir adelante sin el permiso del otro?

Si el cónyuge titular decidiera seguir adelante sin el consentimiento expreso del otro, la venta podría ser declara nula; incluso, aunque el notario “transigiese”, el registrador –salvo despiste mayúsculo— deberá denegar la inscripción a favor del nuevo propietario.

No obstante, debemos subrayar que dicho criterio únicamente es aplicable a situaciones donde no haya o exista “crisis matrimonial”, en cuyo caso entrarían en funcionamiento reglas de naturaleza muy distinta (ver divorcios y separaciones).

¿Y si en lugar de una venta se trata de una donación a favor de los hijos?

El proceso sería exactamente el mismo.

Las parejas de hecho quedan excluidas

El criterio sólo es aplicable en los matrimonios (casados por lo civil o por la iglesia).
Divorcios - Fonfría Abogados



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*